Facebook
Twiter


 

CBS Vallarta, S. A. de C. V. Bienes Raíces

Tel. 01(322)225-3399
info@cbsvallarta.com


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pasos a considerar para vender tu casa:


Decide el precio de tu casa: ¿Cuánto vale? Investiga las ventas comparables de tu zona y/o habla con un valuador o con un agente. Ponte en el lugar del comprador: ¿Qué desventajas o atractivo tiene la casa? Recuerda que es importante poner un precio justo: si es demasiado alto, tu casa será ignorada.

¿Está la casa lista para la venta, o hay que efectuar reparaciones? Una inspección hecha antes de la venta arroja luz sobre problemas potenciales que podrían echar por tierra la venta.
Por fuera:
La pintura de la casa, ¿se encuentra en buen estado?, ¿el jardín está bien cuidado?, ¿qué tal la acera de entrada?, paredes, ventanas, etcétera.
Por dentro:
Para los olores, puedes ventilar la casa y puedes usar atomizadores con fragancias. También puedes poner jarrones con flores: esto embellece el lugar y es aromático. Las personas que fuman o que tienen perros quizá no noten el olor de sus cigarrillos o animales, pero alguien que no fuma o tiene perros, lo nota inmediatamente. Hablando de mascotas, guárdalos para evitar ningún problema con gente desconocida.
La cocina y los cuartos de baño deben estar limpios y acogedores: la estufa, el horno y los azulejos deben relucir, igual que el piso. El horno y el refrigerador –es posible que el comprador los abra– deben estar impecables. Las alfombras no deben tener olor ni manchas. No dejes platos en el fregadero o encima del estufa, ni tampoco hagas pescado frito ni col ni nada que pueda ofender el olfato del comprador o su agente. Los gabinetes no deben tener un "brillo" de grasa acumulada.
En la cocina, igual que en el baño, todo debe funcionar a la perfección. ¿Funcionan bien las luces?,  ¿gotea la llave del lavabo?, ¿tiene manchas la bañera o el lavabo?
¿Qué tal las paredes interiores?, ¿están limpias?, ¿de qué colores son? Recuerda, hay colores para todos - y lo que es "bonito" para una persona, es feo para otra. Los expertos recomiendan pintar las paredes color blanco o un tono claro, para no "ofender" a nadie.
El espacio En general, la casa debe estar lo más despejada posible por dentro.
Prepárate para hablar de cualquier falta que tenga la vivienda. Los vendedores están obligados a divulgar los problemas que tiene el inmueble. Este requisito varía según el estado en el que vives, pero en general es necesario divulgar, porque el comprador luego te puede poner una demanda.
Ahora la parte mas importante: La promoción y venta de tu propiedad….  Tienes tres opciones:

  1. a) .- Contratar a un Profesional Inmobiliario Exitoso y Reconocido, Afiliado a AMPI      (Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios) el cual se encargara de publicitar, enseñar, sugerir, asesorar legalmente  etc..  todo lo  relacionado con tu propiedad  hasta que tu propiedad sea vendida en las mejores condiciones del mercado. “Acércate y platica con un Profesional Inmobiliario”
  2. b).- Intentar Venderla tu mismo.
  3. c).- Contratar a una “empresita” que no se quiere afiliar a AMPI porque no cumple con los requisitos y no esta calificado para realizar operaciones inmobiliarias  pero te COBRA MENOS.

RECUERDA:
CREAR TU PATRIMONIO TE LLEVO TODA UNA VIDA Y PERDERLO SOLO UN MINUTO.

¿Deberé impuestos al vender mi casa?

Cualquier ganancia sobre estos límites está sujeta al impuesto sobre ganancias de capital (capital gains tax).
Este beneficio puede usarse cada 24 meses, pero hay que cumplir con ciertos requisitos para evitar el impuesto.
El requisito más importante para tener derecho a una exclusión impositiva es haber vivido en la casa por lo menos dos años de los cinco años previos a la venta.


Los dos años se pueden medir de forma continua o un total de 730 días. Ausencias cortas como unas vacaciones, cuentan como tiempo vivido en la residencia.

Si un matrimonio desea obtener la exclusión por 500.000 dólares y entregan una declaración de impuestos conjunta, ambos deben satisfacer el requisito de estancia de dos años, aunque solamente es necesario que uno de los dos tenga el nombre en el documento de propiedad.

Si los dueños no están casados, cada uno tiene derecho a la exclusión por 250.000 dólares y cada uno debe aparecer en el documento de propiedad, además de satisfacer el requisito de dos años de estancia.
Se puede obtener una exclusión parcial si se ha vivido menos de dos años en la casa antes de venderla, si la razón por la venta se debe a un traslado de empleo, problemas de salud, divorcio o separación, la muerte de un propietario o de un familiar que vive en la casa del mismo, despidos, subempleo o daño de terrorismo, entre otras cosas. Un asesor de impuestos te podrá dar más detalles sobre las nuevas regulaciones de exclusión parcial. También puedes consultar la publicación número 523 del IRS.

La ley hoy en día es muy beneficiosa para los vendedores, y ha evolucionando mucho desde 1997, cuando fue aprobada. Antes de la ley de 1997, era necesario comprar una casa más cara para evitar pagar impuestos sobre ganancias. Existía una excepción para las personas mayores de 55 años, quienes tenían derecho de realizar una ganancia máxima y única de 125.000 dólares.

Desgraciadamente, no hubo cambio en la ley con respecto a una pérdida capital. Si vendes tu casa y pierdes dinero, no puedes deducir la pérdida. Por suerte, el boom inmobiliario ha levantado los precios extensamente en los últimos años, reduciendo el chance de que pierdas dinero.

Calcula la base de costo
Las ganancias de capital se refieren a ganancias sobre el costo de la propiedad, además de cualquier ajuste sustancial a su valor. Es decir, no necesariamente se mide la ganancia estrictamente según el precio de compra.
Puedes incluir como parte de tu base de costo ("cost basis") los gastos para venderla, como la comisión al agente de bienes raíces, y los gastos por preparar la propiedad para la venta, tal como pintura nueva o focoss, por ejemplo.
También se incluye el gasto de las mejoras permanentes hechas a la vivienda. Quizá hayas añadido una habitación o un cuarto de baño. Esto aumenta el valor de la casa, pero como fue un gasto, no se incluye como ganancia.
Si has vivido en una casa muchos años y la has mejorado o ampliado mucho, su valor puede ser bastante alto, pero su precio de adquisición muy bajo. Digamos que compraste una casa hace 20 años en 50.000 dólares y ahora vale 400.000. En principio, tendrás que pagar impuesto sobre 100.000 dólares si eres soltero, pero si puedes probar que has hecho mejoras significativas, reduces o incluso eliminas el impuesto.

Las reparaciones no cuentan para el ajuste de costo de base, porque solamente devuelven la vivienda a su estado normal operativo. Es decir, si se rompe el calentador de agua y lo arreglas, eso no constituye una mejora. Sin embargo, si lo reemplazas por uno más grande y eficiente, eso se podría considerar como mejora.

Casas en venta en puerto vallarta, casas en renta en Puerto Vallarta
CBS Vallarta, S. A. de C. V. Bienes Raíces Tel. 01(322)225-3399 info@cbsvallarta.com